Bolivia

Un país para visitar.

Cultura y tradiciones                               

 La Cultura y Tradiciones de Bolivia destacan por su rica influencia indígena.


La cultura boliviana está llena de tradiciones y costumbres interesantes y poco comunes. De la vida, costumbres y tradiciones que formaron parte de la personalidad boliviana. A pesar del transcurso del tiempo, las tradiciones se mantienen en la capital de Bolivia. Para festejar la llegada del Año Nuevo, las nueve regiones del país tienen tradiciones y costumbres enraizadas entre sus habitantes. Las tradiciones asimismo se extienden a las provincias.

Si bien las tradiciones musicales de los Andes han evolucionado desde una serie de influencias preincaicas, incas, españolas, amazónicas e incluso africanas, cada zona de Bolivia ha desarrollado tradiciones musicales peculiaridades, tal como danzas y también instrumentos. Del mismo modo, pretendemos dar a conocer el origen de cada una de ellas, transmitiendo a través de la ejecución coreográfica, tanto el contexto histórico cultural de cada una de ellas como el sentimiento que nos identifica como bolivianos, con todo cuanto ello implica: cultura, raíces, opiniones, tradiciones... Es con lo que la principal filosofía de nuestro conjunto, Sociedad Cultural Tradiciones Bolivianas, es fomentar el conocimiento, valoración y aceptación de las danzas folclóricas más tradicionales de Bolivia, - Moseñada, kallawaya, sicureada, tonada, huayño - fomentando la empatía hacia nuestras tradiciones, costumbres y estilos de vidas propios de cada una de las regiones Bolivianas.



tradiciones




Se debe conocer por qué razón y para qué se llevan a cabo las tradiciones y costumbres para de este modo poder vivirlas intensamente. Una de las tradiciones más arraigadas de la Semana Santa es la visita a los templos. Relativamente cercano a su puesto se sitúa otro con artesanías que rescatan las más añosas tradiciones de Bolivia a través de muñecos esmeradamente caracterizados.

A la hora de poner en práctica las tradiciones y las costumbres, prima en las familias bolivianas la herencia religiosa y el lugar de procedencia de las éstas. Una celebración que combina las costumbres ancestrales propias de cada región, departamento, urbe y comunidades rurales del país, con ciertas tradiciones europeas traídas a lo largo de la epoca colonial.





indígenas




Con el deseo de transmitir al mundo las bellezas de mi patria..los recuerdos de ella, las nostalgias, sus costumbres y la enorme tradición... Llevo Bolivia en mi corazón! Esto se debe a que las costumbres bolivianas provienen de una extensa variedad de orígenes, incluyendo los antiguos grupos indígenas, los españoles católicos y la cultura tradicional andina

La pintura boliviana tiene su comienzo en el arte rupestre de los pueblos originarios. En la actualidad, se registran más de mil sitios con arte rupestre pertinentes a diferentes periodos como ser: paleoindio, preincaico, incaico, colonial y republicano. Los primordiales parques arqueológicos de arte rupestre boliviano son: Calacala en Oruro, Samaipata (lugar declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad) en Santa Cruz, Copacabana en La Paz y también Incamachay (lugar declarado Monumento Nacional) en Chuquisaca.

 

A lo largo del periodo colonial, los pintores del presente territorio boliviano recibieron la repercusión del manierismo de B. Bitti y del arte afinado carente de realismo de las tradiciones incaica y tiahuanacota, destacándose pintores como D. Cusihuamán.

 


En el siglo XVII, el barroco produce la Escuela de Potosí y la Escuela del Collao.69 En Potosí se tiene una fuerte repercusión del manierismo de España, destacándose M. P. de Holguín, el pintor barroco más esencial del Virreinato del Perú.69 Por su lado, en el Collao la repercusión hispano flamenca consigue inspirar a artistas indígenas y mestizos, destacándose el anónimo Profesor de Calamarca69 con sus obras conocidas como Á. y Arcángeles de Calamarca.

 

La independencia incorporó la pintura influida por el neoclasicismo y el academicismo con pintores como M. M. Mercado y Z. Iturralde. En el siglo veinte, aparece el arte marcado por el nacionalismo revolucionario y el indigenismo. El realismo mágico de A. Borda, los retratos indígenas de C. G. de Rojas y el arte revolucionario de M. Alandia Pantoja, Walter S. Romero y A. La Placa son los primordiales referentes. Por su lado, el arte de la misma época que fines de siglo, introduce temas como el hombre urbano y la crítica social. Los pintores contemporáneos más señalados son: G. Imaná, Lorgio Vaca, Edgar Arandia, G. Ugalde, Tito Kuramoto, C. Villazón, Sol M., L. Zilveti y R. Mamani Mamani.

 

En el periodo republicano, la estatua recibe un impulso con la creación de la Escuela de Preciosas Artes de La Paz y es con lo que a principios del siglo veinte se resaltan E. Luján, H. Almaráz, V. Zapana y primordialmente, M. Núñez del Prado quien es considerada entre las más grandes escultoras de América Latina. La obra de Núñez del Prado se distingue por el empleo de afinadas curvas (trabajadas en ónix, grano negro, alabastro, etcétera), que simbolizan a la mujer, tema que ocupa un sitio central en su arte. Después, tras la década de mil novecientos sesenta, aparecen nuevos talentos como Ted Carrasco, C. R. y M. Callaú que en su mayor parte se inspiran en la sociedad boliviana y los mitos andinos.

 






arqueología



La celebración de Santa Anita es parte esencial de las costumbres de los vecinos de San Roque y Tarija en general. Aclaró que, por parte de Bolivia están representadas personas de las tierras altas como bajas.

Salvando las tradiciones y costumbres, se dice que en el pasado esta especialidad de la cocina popular boliviana, se servía en las panaderías al amanecer. Primero, por medio de los cronistas cuyo trabajo de elevamiento historiográfico y geográfico de todas las comunidades que descubrían, le dejó conocer in situ las ancestrales costumbres y tradiciones que charlaban del pensamiento y filosofía , del pasado y presente de esos pueblos; segundo, sincronizados de esa realidad, mediante un pasmante y prolongado proceso, impuso sobre el temperamento e idiosincrasia de las poblaciones conquistadas, la religión, la lengua , su cultura y sus inacabables manifestaciones. Por esta razón, a tiempo de aprobar mi encendido orgullo por mi tierra y sus culturas; quiero decir a viva voz que, es penoso comprobar, lo poco que las presentes generaciones valoran la identidad cultural de Tarija, su identidad cultural.
.





Puedes descubrir más sobre la historia de bolivia en el artículo Historia de Bolivia






Copyright © Arriba Bolivia 2015. Designed by Free Flash Templates
Politica de privacidad | Terminos de uso